Recurso frente al Auto de Archivo de la querellas presentada frente al Fiscal General del Estado por el supuesto delito de omisión en el deber de perseguir los delitos

Recurso frente al Auto de Archivo de la querellas presentada frente al Fiscal General del Estado por el supuesto delito de omisión en el deber de perseguir los delitos

Recurso frente al Auto de Archivo de la querellas presentada frente al Fiscal General del Estado por el supuesto delito de omisión en el deber de perseguir los delitos

Este Centro Jurídico ha recurrido hoy el auto del Tribunal Supremo por el que se archiva la querella presentada contra el Fiscal General Conde Pumpido y el Fiscal Fernando Burgos por omisión del deber de perseguir delitos.

En Madrid, a 30/07/2007. Este Centro Jurídico ha recurrido hoy el Auto del Tribunal Supremo notificado a las partes el jueves 26 de julio, por medio del cual se archivan las querellas interpuestas por este Centro Jurídico y la AVT por el supuesto delito de omisión del deber de perseguir delitos cometido por el Fiscal General Conde Pumpido y el fiscal Fernando Burgos.

Además, en el citado auto se imponen las costas procesales a ambas entidades.

En palabras del Presidente del Centro Jurídico, Javier Mª Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna, “lo sorprendente del caso es que parece que el Tribunal Supremo ni siquiera se ha tomado la molestia de leer nuestra querella. Según el TS no podemos fundar la misma en el contenido de la Sentencia de la Audiencia Nacional que absolvió a Otegui ¡Y resulta que nosotros nunca jamás citamos esta Sentencia en nuestra querella! Es más, ni lo hicimos ni lo pudimos hacer, pues la querella se presentó el 22 de marzo, el día siguiente a la retirada de la acusación del Ministerio Fiscal, y por tanto un día antes de que la Sentencia se dictara, pues ésta es de 23 de marzo. Es vergonzoso, pues, que el más Alto Tribunal español resuelva una querella de tan importante trascendencia jurídica y social sin haberse leído siquiera el texto de la misma”.

Por otra parte, el Sr. Pérez-Roldán estima que el Auto recurrido “viene a sentar el principio de irresponsabilidad del Ministerio Fiscal, una institución jurídica reservada hasta ahora al Rey, que era el único español penalmente irresponsable de cualquier delito que pudiera cometer. Además, no deja de resultar cómico que por cumplir nuestro deber, es decir, denunciar aquellos comportamientos que pudieran ser constitutivos de delito, se nos impongan las costas procesales mientras que a los Fiscales, que incumplieron su deber de perseguir los delitos, se les ampara hasta al punto de archivar las querellas sin haber practicado ni una sola diligencia de las solicitadas en las querellas presentadas”.

Le puede interesar

Leave a Reply

Close