La sociedad civil no claudica. El CJTM continuará con la Querella contra Don Diego López Garrido.

La sociedad civil no claudica. El CJTM continuará con la Querella contra Don Diego López Garrido.

La sociedad civil no claudica. El CJTM continuará con la Querella contra Don Diego López Garrido.

Madrid, a 19 de diciembre de 2009.- Este Centro Jurídico se ve obligado, ante los ataques recibidos, a aclarar su postura ante el aparente archivo de las actuaciones contra Diego López Garrido, y ello por cuanto aún no se le ha notificado el supuesto auto de archivo, que en  cualquier caso no es firme.

Este Centro Jurídico toma la misma postura que tomó Diego López Garrido ante su imputación: si para él el auto de imputación era un error, para nosotros el auto de archivo es otro error. Exigimos, por tanto, igualdad de trato.

Algunos medios salieron en defensa de la presunción de inocencia de Diego López Garrido, exactamente los mismos que ahora presumen nuestra culpabilidad. Por tanto, no queda más que denunciar la perversión de esos medios (su doble rasero). Y más aún, cuando el Auto de imputación lo realizó un Juez que estaba investigando unos hechos que él mismo entendió que presumían la comisión de un delito. Sin embargo, el Auto de archivo parece que califica nuestra actuación de temeraria (si bien no nos imputa nada), y ello sin que se nos haya concedido, como se le concedió a Diego López Garrido, la oportunidad de defendernos ante el Juez Instructor.

Por otra parte, parece ser que en el Auto se dice que acusamos a Diego López Garrido de falsedad documental, lo cual es falso.

Es intención, por tanto, de este Centro, recurrir el Auto de archivo, y ello porque siguen en pie las mismas dudas que en principio llevaron al Juez a citarle como imputado. De hecho, nos vemos en la obligación de recordar que el Auto no es firme y ni siquiera ha sido notificado a este Centro.

Dadas las calificaciones jurídicas del Auto queremos hacer las siguientes valoraciones:

a.- En dicho archivo no se han valorado conforme a derecho los documentos privados presentados. De igual forma no se ha ponderado adecuadamente el equilibrio proporcional entre los documentos privados y los documentos de naturaleza pública.

b.- Se ha vulnerado el derecho a la Tutela Judicial Efectiva: el Juez instructor no dio valor alguno a la carta emitida por López Garrido por ser un documento privado, y sin embargo da validez a otro documento privado, el Acta de la Junta de Patronos. Esto es una contradicción insalvable.

c.- Se comete una impostura al acusar a este Centro de temerario: este Centro relató en su querella todos los datos que tenía en su poder, y todos ellos han sido declarados ciertos. Por tanto, si fuimos temerarios, también lo fue la admisión de la querella, que no dependió nunca de la voluntad de este Centro.

d.- Es más, parece que el Instructor considera nuestra temeridad porque conocíamos la carta de Diego López Garrido y el Acta de la Fundación Alternativas. Eso es un error: esta parte conocía la carta (que nunca ocultó y adjunto a la querella) pero no conoció el Acta hasta la declaración del Sr. López Garrido.

e.- Que tras el estudio de toda la documentación, incluido el Auto de archivo aún no notificado, este Centro emprenderá las acciones civiles y criminales adecuadas para la efectiva tutela de los derechos de la Sociedad Civil así como de su buen nombre.

Por último, este Centro Jurídico manifiesta a la su inquebrantable voluntad de seguir defendiendo los derechos ciudadanos frente al poder omnímodo de nuestros representantes políticos.

Le puede interesar

Leave a Reply

Close