El nuevo zar de las Naciones Unidas para los derechos de los homosexuales y los transexuales desafía a la Asamblea General

El nuevo zar de las Naciones Unidas para los derechos de los homosexuales y los transexuales desafía a la Asamblea General

Según informa Center for Family & Human Rights el recientemente nombrado experto independiente de la ONU para los derechos de las lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), estableció una agenda provocativa la semana pasada para su mandato de tres años.

 

“Este mandato cubrirá todos los países bajo el sol y bajo la luna”, se ha reportado que dijo el profesor tailandés Vitit Muntarbhorn, lo que ha provocado una mayor oposición de los países que ya han prometido no cooperar con él.

 

Su discurso en una conferencia internacional LGBT en Tailandia efectivamente desafió a la Asamblea General de la ONU, ya sea para suspenderlo o verlo promover una gama ecléctica y de gran alcance de las políticas para promover la agenda homosexual a nivel internacional.

 

No sólo prometió trabajar para lograr objetivos ampliamente acordados, como poner fin a la violencia contra personas que se identifican como LGBT, sino también objetivos que no gozan de apoyo político incluso en países socialmente liberales, como la restricción de la libertad religiosa y la incorporación de las cuestiones LGBT en la agenda de paz y seguridad de las Naciones Unidas.

 

La agenda de Muntarbhorn se resumió en 5 puntos: despenalizar la sodomía, prevenir que los profesionales de la salud mental traten la homosexualidad como un trastorno, asegurar que los documentos legales reflejen la identidad subjetiva de género de los individuos, imponer la aceptación social de la homosexualidad desafiando a las religiones y adoctrinando a los niños y a la sociedad por medio de propaganda en todos los niveles.

 

Sus declaraciones se dieron tras la consideración por parte de la Asamblea General de suspender su mandato hasta que tenga la oportunidad de revisar la decisión muy estrecha del Consejo de Derechos Humanos de 47 miembros en Ginebra para establecer su puesto. Sólo 23 Estados miembros de la ONU votaron a favor del mandato en Ginebra. Se espera una decisión a finales de la próxima semana por parte de los 194 Estados miembros de la ONU en el pleno de la Asamblea General.

 

El mandato, actualmente encargado de “la violencia y la discriminación en base a la orientación sexual y la identidad de género”, ha sido descrito como vago, demasiado inclusivo y no suficientemente específico como lo requieren los mandatos de las Naciones Unidas.

 

En los últimos cinco años, la burocracia de la ONU preparó dos informes bajo estos mismos temas, promoviendo el reconocimiento legal de las relaciones homosexuales, los derechos de identidad transgénero, las protecciones especiales en las leyes penales, de empleo y de asilo y otras políticas polémicas.

 

El grupo de países africanos insistió hace dos semanas en una votación muy estrecha del comité de que simplemente no había base legal para el mandato. Perdieron ese voto por 84 a 77, con 17 abstenciones, y con al menos 18 países que prohíben el voto de sodomía por ser inconsistente con sus leyes.

 

Muchos más apoyaron el mandato aunque no respaldaran la agenda de cinco puntos propuesta por Muntarbhorn. Los países que tienen leyes específicas de no discriminación de LGBT pero que no reconocen las uniones civiles homosexuales ni la adopción homosexual son candidatos probables para apoyar una revisión adicional del mandato.

 

Incluso antes de que el puesto de Muntarbhorn se estableciera en junio, y fuera nombrado para él en septiembre, los opositores del mandato asumieron que promovería la aceptación de una agenda amplia y no sólo se centraría en la prevención “de la violencia y la discriminación sobre la base de orientación sexual e identidad de género”, como la administración de Obama y otros gobiernos occidentales insistieron en que lo haría. El nuevo plan de 5 puntos cumple las peores expectativas del mandato.

Le puede interesar

Leave a Reply

Close