Los sacerdotes de Guayana (Venezuela): “No podemos callar  ante la represión”

Los sacerdotes de Guayana (Venezuela): “No podemos callar ante la represión”

Los presbíteros y diáconos de la diócesis de Ciudad Guayana (Venezuela) han escrito una carta “a todo el Pueblo de Dios que peregrina en nuestra amada tierra y a todas las personas de buena voluntad” para expresar un profundo rechazo de cualquier expresión de violencia y denunciar la situación vivida por una población vulnerable que protesta ante la represión del gobierno.
Los sacerdotes de la diócesis de Ciudad Guayana, que están a la espera del nombramiento del Ordinario ya que el obispo fue trasladado a otro lugar, retoman las palabras del beato Mons. Oscar Arnulfo Romero: “¡En nombre de Dios y de este sufrido pueblo les ruego, les suplico, les ordeno que cese la represión!”
La carta se titula “No podemos callar  ante la represión”. Fue leída ayer, domingo 28 de mayo en todas las iglesias de la diócesis, deplorando la violencia de la policía contra la población civil.
En línea con la posición de la Conferencia Episcopal Venezolana, el texto enfatiza claramente que en Venezuela es necesario que la Constitución sea respetada: “una forma privilegiada e indispensable de concretar su ejercicio democrático es el camino electoral, según lo prevé la Constitución Nacional. Esta consulta electoral no puede ser la llamada Constituyente porque éste es un proceso viciado desde su convocatoria. Debemos ir a elecciones generales cuanto antes”.
Luego recuerda la carta del secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, que había pedido el cumplimiento de cuatro puntos no realizado sen el anterior diálogo: la apertura del canal humanitario, liberación de presos y detenidos políticos, pleno reconocimiento de la Asamblea Nacional y vía electoral para saldar las diferencias
"Denunciamos el deterioro progresivo de la situación general de Venezuela, cuyo rostro más visible es el aumento de los homicidios y del hambre. Según Cáritas, el 11% de los niños venezolanos sufre de desnutrición severa” señala la carta. En los últimos días los medios de comunicación han informado de que los niños de las escuelas se desmayan por el hambre, la gente tiene que hacer horas seguidas para comprar pan ante la mirada atenta de la policía, mientras que la inflación aumenta de forma exorbitante.


Recibe nuestras noticias en tu correo.

Le puede interesar

1 Comments

  1. francisco
    2 Junio, 2017 at 03:30
    Reply

    al oir la lectura de la carta el domingo en misa lamenté mucho la parcialidad de la misma, creo que acertadamente fija posición frente a una parte del conflicto pero parece absurdo que la institución que defiende la vida no haya ni por error condenado actos como la quema de personas vivas y la celebración de dichos actos por quienes los observan, así como la presencia de niños y niñas, la destrucción de arboles entre otras cosas que por barbaras resultan tambien estremecedoras, la maldad hay que criticarla no importa de donde venga.

Leave a Reply

Close