#Denuncia 74: La CUP propone expropiar la Catedral de Barcelona para su «socialización forzosa»

#Denuncia 74: La CUP propone expropiar la Catedral de Barcelona para su «socialización forzosa»

Objeto de la denuncia: Ofensa a los sentimientos religiosos y contra el patrimonio de los católicos.

Fecha: 4 de julio de 2017.

Localidad: Barcelona

Conducta cristofóbica:

La CUP ha anunciado  que solicitará formalmente en el pleno de Ciutat Vella de este jueves que el Ayuntamiento de Barcelona expropie la Catedral de Barcelona para su «socialización forzosa» ante el exceso de turismo en el distrito antiguo y la falta de equipamientos públicos.

Un vídeo en las redes sociales divulga su delirante propuesta. En la grabación, el conseller de Ciutat Vella del partido anticapitalista, Joan Suqué, defiende la expropiación municipal a raiz de la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre las exenciones fiscales de ámbito estatal a la Iglesia católica. Esta Sentencia poco tiene que ver con la catedral pues en la misma se trataba las exenciones fiscales cuando las mismas podían afectar a la competencia (exactamente en el ámbito educativo) sin que un templo destinado al culto pueda interferir en el libre mercado. 

Según la CUP, sin embargo, esta sentencia constituye una «tesitura nueva» porque a su juicio implica que el Ayuntamiento de Barcelona «está desobedeciendo al tribunal» europeo al «no cobrar el IBI y varios impuestos» municipales a la institución religiosa. «Pedimos al ayuntamiento y al distrito de Ciutat Vella que asuman la laicidad política y sean coherentes con la legalidad, comenzando por expropiar y socializar forzosamente la Catedral», sostiene Suqué, que fue número 26 en la lista electoral de la formación y es vecino de la Barceloneta.

El conseller de distrito asegura que este templo, en la plaza Nova, «ahora mismo tiene un uso comercial» dadas las «colas masificadas de turistas» y los touroperadores que la visitan. Añade que «esta iglesia pertenece al pueblo y a las clases populares de Barcelona» –a pesar de que en los últimos dos siglos de su larga historia ha sido un lugar de culto más cercano a la burguesía que al proletariado, a diferencia de la cercana Santa María del Mar– y propone «cortar de raiz el lucro turístico» e implementar equipamientos «como un economato o una escuela de música». «En este distrito tenemos una gran falta de espacios y demasiada gentrificación», concluye.

Evidentemente las palabras del Edil recuerdan a la España del 36, pues el miembro de la CUP no dice como se respetará el derecho de los cristianos a tener un templo para rezar, y al que acudir para escuchar la Santa Misa, en realidad estamos ante una ataque laicista más, no sólo contra la libertad de los cristianos, sino también un ataque ante formas de pensar diferentes a las de la ultraizquierda radical.

El Observatorio Contra la Cristofobia es posible gracias a nuestros socios. PULSA AQUÍ PARA DONAR.

Leave a Reply

Close