#Denuncia 28: Acusan falsamente a las congregaciones religiosas de hacer negocio con los cuidados paliativos

#Denuncia 28: Acusan falsamente a las congregaciones religiosas de hacer negocio con los cuidados paliativos

Objeto de la denuncia: Ataque a la libertad religiosa, injurias y calumnias

Fecha: 14 de febrero de 2018

Lugar: Madrid

Conducta cristofóbica:

La organización Europa Laica organizó en Madrid (el 14 de febrero)una conferencia titulada “Cuidados Paliativos ¿compasión o negocio?” a cargo de Fernando Marín, médico y presidente de la Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD).

En una nota de prensa afirman que más de 120.000 personas al año reciben cuidados paliativos. EL precio de una plaza privada es de 6.000 euros al mes y de la mayor parte se encarga la Iglesia Católica.

“¿Por qué tiene tanto interés la IC en hacerse cargo de los cuidados paliativos? 
¿Hasta qué punto afecta a la toma de decisiones pasar el final de la vida en un centro religioso? ¿Por qué los gobiernos en España han delegado en las instituciones religiosas el peso de los cuidados paliativos?” dice en el comunicado.

Dicha información es claramente tendenciosa y falta gravemente a la verdad.

Las plazas públicas son más caras

Las congregaciones religiosos especializados en cuidar y atender a las personas al final de su vida desmienten taxativamente a Europa Laica.

“Desconozco cuánto cuesta una plaza privada y dónde, pero desde luego en nuestros centros no cuesta 6.000 euros. En todo caso, en lugares públicos es muchísimo más caro”, afirman fuentes religiosas.

Estos religiosos manifiestan: “Lo que es seguro es que no se hace negocio. Los resultados son cero beneficios, porque todo se va en los salarios de los profesionales y en insumos”.

Estas mismas fuentes subrayan que las congregaciones religiosas que se encargan de los cuidados paliativos no levantan centros como negocio. “Con certeza, no hay ningún negocio en esto. Por eso no están en ello las aseguradoras privadas”.

Además, recuerdan que los sueldos en el sector están dejando mucho que desear porque no llega para más. “Es necesario, más bien, que quienes trabajan en estas instituciones, puedan ser reconocidos más dignamente con sus salarios”.

Animadversión a la Iglesia

Preguntados por qué este nuevo ataque a la acción solidaria y humanitaria de la Iglesia católica, opinan que una cierta animadversión a las instituciones de la Iglesia la tienen algunas personas.

“Es un problema suyo, quizás basado en experiencias negativas, en frustraciones o en miradas parciales que no vean la parte buena que la Iglesia aporta: la vida solidaria, la labor subsidiaria ante necesidades sociales, el servicio de los ritos que humanizan, la cultura, el arte, los valores de referencia... En todo caso, los religiosos y religiosas, antes de serlo, somos ciudadanos y tenemos derecho a existir y expresarnos activamente sirviendo”.

La iglesia católica se ha destacado a lo largo de los siglos por una atención especialmente esmerada donde se requieren altas dosis de humanidad. Es el caso del final de la vida, con particular atención a la vida del corazón.

“La identidad católica de las instituciones no anula los procesos deliberativos racionales en las tomas de decisiones. La evidencia científica no es anulada por la compasión y la caridad en las prácticas clínicas”, apuntan los religiosos consultados.

El Observatorio Contra la Cristofobia es posible gracias a nuestros socios. PULSA AQUÍ PARA DONAR.

Recibe nuestras noticias en tu correo.


 

Leave a Reply

Close