DENUNCIAMOS EL USO IDEOLÓGICO DE LAS CIFRAS DE MORTALIDAD

La Ideología de Género está contaminando de una forma silenciosa a toda la sociedad. De forma inadvertida está difundiendo falsos dogmas, algunos con mayor y otros con menor éxito, pero todos ellos financiados con nuestros impuestos.

Uno de esos dogmas es la falsamente llamada "violencia de género". Decimos falsamente pues cualquier persona, aplicando los principios de la sana crítica, sabe que la violencia no tiene género, sabe que la violencia es necesaria erradicarla en todos los ámbitos de la vida, y para ello es necesario combatirla de una forma integral.

La violencia reside en los individuos y se manifiesta en la sociedad, en la política, en las familias, en las relaciones internacionales...

No obstante nuestros representantes políticos están haciendo un uso partidista de la violencia, pues pretenden reducir toda violencia a la violencia ejercida por los hombres contra las mujeres, sin embargo sabemos que esa violencia es la mínima parte de la violencia presente en nuestra sociedad.

Evidentemente hay violencia cuando un hombre amenaza, abusa o agrede a una mujer, pero también hay violencia cuando una mujer acaba con la vida de su hijo, o cuando una mujer amenaza, abusa, o agrede a un hombre. Pero también hay violencia cuando se usa la fuerza para defender determinadas tesis políticas, hay violencia cuando se hace uso de la historia para ocultar las víctimas de persecuciones políticas o religiosas, hay violencia cuando se pretende justificar determinados actuaciones delictivas, o se trata de justificar el uso de la violencia terrorista.

Todas la violencias han de ser rechazadas, han de ser combatidas, y han de ser erradicadas, no obstante para los partidos políticos con representación parlamentaria parece que sólo existe la violencia de género, y ello no es casual: su interés real no es la defensa de la víctima (de la mujer) sino la destrucción de la familia, su intención real es que las mujeres vean en los hombres a un potencial enemigo, en lugar de ver al hombre como un socio necesario en la consecución de una sociedad más justa.

La mal llamada violencia de género, es una manifestación más de la ideología de género, una nueva ideología que se basa en el odio entre sexos y como toda ideología de odio no trata de liberar sino de destruir, no busca la verdad, sino que fomenta el engaño. 

LA VIOLENCIA DE GÉNERO ¿UNA MENTIRA?

Nosotros, a diferencia de nuestra clase política, no manipulamos la realidad, por ello te vamos a proporcionar los datos numéricos de ocho causas de mortalidad. Igualmente, (menos en el caso del aborto) desglosamos dichos datos por sexo para que después cualquier lector pueda llegar a su propias conclusiones.

Todos los datos se refieren al año 2014 según la información publicada por el Instituto Nacional de Estadística (por ser el ejercicio más reciente con estadísticas consolidadas en todos los ámbitos objeto de estudio).

 

 

Como puedes ver hay dos tipos de muertes violentas que tienen el triste honor de encabezar la lista. La primera causa de muerte violenta es el aborto (naturalmente los poderes políticos se encargan de silenciar esta realidad), pero lo que resulta más sorprendente es que la segunda causa de muerte violenta es el suicidio, que además afecta principalmente a los varones. 

No conocemos ningún estudio que trate de indagar los motivos de suicidio, y las causas sociales que llevan a una persona a suicidarse, dicha ausencia de estudios implica la dejación de sus funciones por parte de los poderes públicos, que evidentemente no están interesados en defender la integridad física de los ciudadanos. 

Otro dato que merece especial atención es que se produce una masculinización en las causas de muertes violentes, dado que en todos los parámetros los hombres encabezan el listado (menos en la violencia doméstica), así en el suicido las víctimas masculinas son tres veces superiores a las femeninas, y en accidentes de trabajo durante la jornada laboral los varones fallecidos suponen más del 94 % de las víctimas.

Con estos datos ¿es posible reconocer que la violencia de género es el principal problema de la sociedad española?. Evidentemente no, la sociedad española tiene por lo menos dos problemas más prioritarios: el aborto, y el alto índice de suicidios; sin embargo, no recordamos ninguna campaña pública a favor de la vida, no recordamos ninguna medida concreta en la lucha contra el suicidio, ni recordamos ningún informativo abierto con las dos principales causas de muerte violenta en España.

Y AHORA, UN EJEMPLO PRÁCTICO DE MANIPULACIÓN PRESUPUESTARIA EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Tal y como hemos visto la ideología de género lleva a los poderes políticos a manipular los datos reales, a vender la violencia de género como el mayor problema de la sociedad española, y todo ello con el claro fin de destruir a la familia. 

Ahora te vamos a explicar con un ejemplo práctico como han hecho de la violencia de género no solo un arma para destruir a la familia, sino un negocio millonario.

En esta ocasión vamos comparar los datos de la mortalidad en accidentes de trabajo, y la mortalidad en supuestos de violencia de género en la Comunidad de Madrid. Para ello haremos uso de la información estadística del año 2016, y relacionaremos el número de víctimas por uno y otro motivo, con la dotación presupuestaria.

SINIESTRALIDAD LABORAL

En el año 2016 se produjeron en España un total de 566.235 accidentes con baja médica (489.065 durante la jornada y 77.170 in itinere, es decir, al ir o volver del trabajo. De dichos accidentes 629 fueron mortales (496 en jornada laboral y 133 in itinere).

Con respecto a los accidentes durante la jornada laboral en el año 2016 un 69 % afectaron a varones (339.599) y un 31 % afectaron a mujeres (149.466). El índice de incidencia para los varones fue de 4.466,1 accidentes por 100.000 trabajadores, y en el caso de las mujeres fue de 2.155,5 accidentes por 100.000 trabajadoras.

Si analizamos la siniestralidad por accidentes mortales, los varones presentaron un índice de incidencia de 6,06 accidentes mortales por cada cien mil trabajadores, y las mujeres de tan solo un 0.50, es decir el índice de incidencia es 12 veces superior en varones que en mujeres. (Se puede ver un análisis detallado pulsando aquí)

En la Comunidad de Madrid en el ejercicio 2016 se produjeron 71.200 accidentes durante la jornada y 16.100 accidentes in itinere, siendo un total de 76 los trabajadores fallecidos a causa de accidente laboral (57 fallecidos durante la jornada y 19 accidente mortales en el trayecto al trabajo, siendo 7 las mujeres fallecidas y 69 los hombres muertos).

En materia de accidentes de trabajo es necesario consultar el V Plan director de Prevención de Riesgos Laborales de la Comunidad de Madrid 2017-2020 en el que la Comunidad de Madrid desarrolla las principales estrategias para evitar la siniestralidad laboral. En dicho plan, y partiendo con los datos de siniestralidad del año 2016, la Comunidad de Madrid presupuesta para los cuatro años del plan tan solo 56.250.000 euros, de los cuales corresponden al año 2017 13.230.00; es decir que para evitar el fallecimiento de 76 trabajadores se presupuesta la cantidad de 13.230.000 €.

La Comunidad de Madrid para evitar el fallecimiento de 76 trabajadores presupuesta la cantidad de 13.230.000 €.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Como documentos necesarios para entender la incidencia de la violencia de género en la Comunidad de Madrid, es necesario consultar la Estrategia Madrileña contra la Violencia de Género 2016-2021 con una dotación presupuesto de 272.415.907,61 €, y el boletín estadístico sobre violencia de género 2016, editado por el Ministerio de Sanidad.

A lo largo del año 2016 se produjeron  44 víctimas mortales por violencia de género.
El 56,8% de las víctimas habían nacido en España.
El 2,3 % de las víctimas tenía entre 18 y 20 años, 15,9% de las víctimas tenía entre 21 y 30 años de edad y el 9,1% tenía más de 64 años.
En el 68,2% de los casos existía convivencia entre la víctima y el agresor, mientras que en el 50% de los casos la relación entre ambos era de pareja.
Por lo que se refiere a los agresores, el 65,9% eran nacidos en España y el 27,3% tenía una edad comprendida entre los 31 y los 40 años. El 13,6% de los agresores tenía más de 64 años.
El 20,5% de los agresores consumaron el suicidio.
La media mensual de víctimas mortales durante el año 2016 fue de 3,7 y la tasa de víctimas mortales por millón de mujeres de 15 y más años fue de 2,2
De las 44 víctimas mortales por violencia de género del año 2016, el 6,8% (3 mujeres) tenían algún tipo de discapacidad o dependencia reconocidas.
Analizando dichos datos por Comunidades Autónomas se puede comprobar que para el ejercicio 2016 en la Comunidad de Madrid hubo 2 víctimas mortales. 

Igual que para la siniestralidad laboral vamos a analizar la dotación presupuestaria que a la vista de los datos del año 2016 la Comunidad de Madrid destino para el ejercicio 2017. Acudiendo al documento Estrategia Madrileña contra la Violencia de Género 2016-2021  podemos comprobar como para el ejercicio 2017 la Comunidad de Madrid presupuesto la cantidad de 45.433.906 €.

La Comunidad de Madrid para evitar el fallecimiento de 2 mujeres presupuesta la cantidad de 45.433.906,23 €.

VÍDEO "DATE CUENTA"

GENERAMOS CAMBIO SOCIAL. YA NOS APOYAN 79.160 MIEMBROS. FORMA PARTE DE NOSOTROS SÓLO CON UN CLICK. TU CORREO CAMBIA EL MUNDO.


NUESTRAS ACTIVIDADES SON POSIBLES GRACIAS A NUESTROS SOCIOS. PULSA AQUÍ PARA DONAR.

CONCLUSIONES

El estudio realizado por el Centro Jurídico Tomás Moro llega a las siguientes conclusiones:

-La primera causa de muerte violenta es el aborto. Las 94.796 víctimas del aborto hacen que el resto de causas de mortandad sumadas no tengan la misma magnitud.

-La segunda causa de muerte violenta es el suicidio, que además afecta principalmente a los varones con 2938 víctimas. No obstante, si detenemos nuestra atención en las víctimas de sexo femenino sus 972 víctimas demuestran que el suicidio es la principal causa de mortalidad no natural entre las mujeres, de hecho el número de víctimas femeninas en caso de suicido supone multiplicar por 17 el número de víctimas por la llamada violencia de género.

-A pesar del alto número de muertes por ahogamiento (2370) no se conocen campañas de sensibilización social al respecto.

-Tras el esfuerzo realizado en los últimos años, los accidentes de tráfico siguen siendo un motivo de mortalidad preocupante, produciéndose una clara masculinización de los datos de las víctimas por este tipo de mortalidad.

-El Sida, con 700 muertes anuales, no permite levantar las cautelas sanitarias en esta causa de mortalidad.

-Los accidentes de trabajo siguen siendo una asignatura pendiente de los programas de prevención de riesgos laborales ya que en el año 2014 se produjeron 467 víctimas mortales en el caso de accidentes laborales en jornada laboral. Más del 94% de estas víctimas fueron de sexo masculino, siendo los accidentes de trabajo uno de los parámetros en los que la victimización masculina es más marcada, dado que la realización de los trabajos de mayor riesgo sigue siendo realizada por los hombres.

-Los homicidios, son la principal causa de mortalidad en el ámbito penal, produciéndose igualmente una masculinización de las víctimas pues de los 317 recogidos estadísticamente, 201 corresponden a víctimas masculinas. Igualmente es necesario concluir que el homicidio es estadísticamente más significativo que la violencia de género, pues frente a las 317 víctimas de homicidio solo se consignaron 66 víctimas de violencia de género/ violencia doméstica para el ejercicio 2014. De hecho, murieron más mujeres por homicidio (116) que por violencia de género (57).

- La violencia domestica/violencia de género ocupa un puesto residual entre las causas de mortalidad con 66 víctimas (57 mujeres y 9 hombres). Es necesario destacar la poco importancia y relevancia que se da a los casos en los que los hombres son las víctimas, aunque estadísticamente la muerte de varones en casos de violencia de género/violencia doméstica suponen el 13,63 % de las víctimas.

PROPUESTAS

Con estos datos, ¿es posible reconocer que la violencia de género es el principal problema de la sociedad española? El estudio estadístico responde negativamente a esta pregunta, pues estadísticamente solo es posible concluir afirmando que la sociedad española tiene tres problemas prioritarios: el aborto, el alto índice de suicidios y la preocupante masculinización de las víctimas de muertes violentas (principalmente en materia de siniestralidad laboral, accidentes de tráfico y víctimas por homicidios).

Con el objeto de denunciar la manipulación política de la violencia de género el Centro Jurídico Tomás Moro ha lanzado el portal web www.tomasmoro.info/datecuenta, en el que avanza las principales conclusiones del estudio de la principales causas de mortalidad en España.

Tras el estudio realizado, el Centro Jurídico Tomás Moro solicita a los partidos políticos con representación parlamentaria la adopción de las siguientes medidas:

-La elaboración de un plan integral de protección a la maternidad/paternidad en situación de riesgo social, o exclusión económica, con el fin de erradicar el aborto y responsabilizar a los padres en la paternidad de sus hijos.

-Elaboración de un plan integral de salud preventiva en materia de muerte voluntaria, con el fin de estudiar y analizar las causas que motivan los suicidios y establecer medidas de prevención, incluyendo dicho plan medidas para el tratamiento informativo de los suicidios, evitando así el silencio cómplice de la sociedad y de los medios de comunicación.

-Campañas de sensibilización social para evitar ahogamientos, sobre todo en temporada estival, estableciendo pautas de prevención y propiciando cambios legislativos en cuanto a vigilancia de las costas y permisos para la apertura de piscinas públicas y privadas.

-Plan Nacional para la eliminación de la brecha de seguridad en siniestralidad laboral, con el fin de disminuir las víctimas mortales en accidentes de trabajo y eliminar la preocupante masculinización de las víctimas de accidentes laborales.

-La elaboración de un plan nacional para combatir la violencia intrafamiliar, abordándose conjuntamente la llamada violencia de género, y la violencia doméstica, con especial atención a la violencia ejercida sobre los ancianos, pues dicha violencia a los miembros de la tercera edad no está siendo debidamente estudiada por los poderes públicos.

Con la campaña pública Date Cuenta queremos concienciar a la sociedad, y a los poderes públicos, de la necesidad de abordar la violencia (social, política y familiar) como una realidad global, transmitiendo la necesidad de estudiar de forma más analítica y profunda las causas y los efectos de la violencia para tratar de disminuir los motivos de mortalidad no natural entre la población, con especial atención a los no nacidos y a los varones, que hoy por hoy son las principales víctimas de la mortalidad por causas violentes.

Close